La comunidad LGBTIQ pidió que se cumplan sus derechos


La comunidad LGBTIQ pidió que se cumplan sus derechos

Kathmandu (Pahichan) November 25 – Ayer se realizó la “VII Marcha y Festival por la Diversidad LGBTIQ”, organizada por el Consejo Municipal de la Diversidad Afectivo Sexual y de Género de la Municipalidad de la Capital, del que participaron también otras agrupaciones y colectivos sociales. En el encuentro, la referente del Consejo, Yoko Ortiz, reivindicó la lucha del sector por el cupo laboral para los trans, el cumplimiento de la Ley de Identidad de Género y tener un mayor respeto de la sociedad.

Las personas que participaron se concentraron en La Alameda y marcharon por calle San Martín hasta peatonal Rivadavia y luego se dirigieron hasta el centro de la Plaza 25 de Mayo, donde se inició un festival con la presencia de números artísticos.

Ortiz comentó que “esta marcha es darle continuidad a las que veníamos haciendo hace mucho tiempo y que consideramos importante para visibilizar a nuestra comunidad LGBTIQ” (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer).

“Estamos exigiendo la derogación de los códigos contravencionales en la Provincia, el cupo laboral trans, el esclarecimiento y que la Justicia preste atención a los homicidios trans, terminalidad educativa para las personas trans y que podamos acceder a una vivienda”, reclamó. El código contravencional en Catamarca tiene vigencia desde 2005, cuando ya fue cuestionado por el elevado contenido discriminatorio a la diversidad sexual. Desde la agrupación LGBTI 1969- Catamarca lo repudiaron por considerarlo “represivo contra la diversidad sexual y que garantiza la implementación de códigos contravencionales que reglamentan a la diversidad en la mayoría de las provincias”.
“Hemos tenido avances a lo largo de estos años, algunos lentos pero hay que seguir para poder construir una ciudadanía plena para todos”, resaltó.

Una de las banderas que levantó el Partido Obrero, que acompañó la marcha, solicitaba que “la educación sexual integral se dicte ya” y pedían que la Iglesia “no se entrometa más” en este tema.

El mensaje que se dejó al final del evento fue: “Somos diferentes pero tenemos los mismos derechos que todos. Hay que aprender a respetar, cualquiera puede decidir si nos acepta o no, pero el respeto tiene que estar ante todo”.

Comments

More from World